A veces la vida se hace de rogar y tarda un poco en ponernos en el camino a la persona que esperamos, nuestra alma gemela. A veces esa otra persona pierde la esperanza pero nunca hay que tirar la toalla. Cuando somos almas puras y sencillas, cuando vamos de frente y con amor a la vida el universo se encarga de darnos eso que profundamente queremos y os garantizo que ellos son así.

La historia de Anabel y Jose siendo bellísima es, además, un magnífico ejemplo de lucha, entrega e ilusión. Sus miradas y el lenguaje de sus cuerpos así lo confirma. Gracias por vuestra confianza, por vuestra entrega y sobre todo por una amistad que durará por siempre. Os quiero chicos.

MJ2_9358MJ2_9340MJ2_9330MJ2_9285MJ2_9287MJ2_9252MJ2_9247MJ2_9253MJ2_9238MJ2_9242MJ2_9244MJ2_9135

MJ1_9831

MJ1_9811MJ2_9058 MJ1_9911MJ1_9924MJ1_9976MJ1_9906

MJ1_0100

MJ1_0088

MJ1_0081

MJ1_0297MJ1_0227MJ1_0283MJ1_0288MJ1_0273MJ1_0267MJ1_0190 MJ1_0195 MJ1_0155 MJ1_0121 MJ1_0110MJ1_0117

MJ1_9987

MJ1_9997

MJ2_9201

MJ2_9182

MJ2_9193

MJ1_0042 MJ1_0008MJ1_0012

2 Comentarios

  • Increíbles,me encanta mi niña, gracias x ese día tan especial marcado con estas fotos en nuestro recuerdo, sois muy grandes pareja os queremos muchísimo, muakkkkk

  • Me encantó María, sobre todo como has conseguido tanta belleza en un lugar que aparentemente no la tiene. Eso dice mucho de tí. Besos.

Deja un comentario