Cuando hablamos de una historia de amor incondicional habanos de Laura y Enrique. Una historia que está por encima de las dificultades de la vida, por encima de la distancia y las adversidades. Ellos se conocieron hace mucho tiempo, han crecido juntos y no hay dobleces en su relación, tan solo una simple y hermosa verdad. Esto es lo único que busco en cada pareja que contacta conmigo, en cada historia: esa verdad.

Pronto podréis disfrutar de su boda en esta web, mientras os dejo una muestra de lo que fue su preboda, una tarde de verano en los alrededores de Granada, su ciudad. Desde aquí os doy las gracias por confiar en mi y más allá de eso por abrirme vuestro corazón y permitirme contar vuestra historia.

Espero que os guste…

MJ1_3317MJ1_3345MJ2_2783MJ1_3355MJ2_2837MJ2_2819MJ2_2794
MJ2_2766

MJ1_3396MJ1_3533MJ2_3004MJ2_3125MJ1_3524MJ1_3650 MJ1_3679MJ1_3708MJ1_3676MJ1_3748MJ1_3804MJ2_3192MJ1_3835MJ2_3214MJ1_3733MJ1_3848 MJ2_3225MJ1_3864MJ2_3365MJ2_3367MJ1_3916MJ1_4005

1 Comentario

  • Gracias a ti María por la magia que tienes en esto. Cada vez que las vemos nos emocionamos como si fuera la primera. Y no se trata sólo de la enorme sensibilidad artística de vuestro trabajo, se trata del corazón que ponéis en ello. Nos sentimos muy afortunados de haberos conocido. Sois grandísimos fotógrafos pero mejores personas. Un abrazo. Laura y Enrique

Deja un comentario