Mónica y Vale me han dado el mayor privilegio que puede tener una fotógrafa: hacerme testigo de su historia desde el principio, con su preboda, más tarde su boda y su postboda. Ellos me han confiado sus recuerdos más importantes dándome siempre plena libertad creativa para hacer lo que sintiera en cada momento, eso y solo eso es lo que hace falta para captar la magia que hay en todo, la confianza plena. Gracias familia.

Gracias también al Hotel Portago de Granada por cedernos sus maravillosas instalaciones para realizar esta sesión. Una suerte poder disfrutar de alojamientos con ese encanto y ese buen hacer.

No encuentro mejores palabras que las de Miguel Hernández para presentar esta historia:

monicaMJ1_4186MJ1_4133MJ2_4660MJ2_4688MJ2_4695MJ1_4274

MJ1_4545MJ1_4551MJ1_4502MJ2_4823MJ2_4828MJ2_4851MJ1_4509MJ1_4374MJ1_4419MJ1_4552MJ1_4362MJ1_4310MJ1_4166MJ1_4350MJ1_4347MJ1_4627MJ1_4395

MJ2_4879

5 Comentarios

  • Que belleza y sensibilidad María, que bonito y que maravilloso que una pareja confíe en tí para conservar cada momento importante de su vida. Enhorabuena a la mamá también! Besos.

  • María, ya no se que ponerte en estos comentarios, porque la real academia de la lengua española aún no recoge el apelativo para tan maravilloso trabajo, Enhorabuena a la mamá y al papá! Un besazo

  • Maria que preciosidad de reportaje!! Sigue asi que conseguiras todo lo que te propongas y mas.
    Felicidades por este trabajo!!

  • Se nota mucho mimo y amor, y creo que es justo la mezcla que necesita una embarazada para hacerse fotos. Enhorabuena.

  • Muy bonitas fotos, me gusta mucho la localización que has elegido, seguro que están encantados con las fotos…felicidades Maria

Deja un comentario